viernes, 23 de febrero de 2018

Humor frío







Para tener una buena experiencia en Android: Android Go y Android One

Google ha anunciado la presentación en Barcelona de la nueva generación de terminales bajo Android Go y Android One actualizados a la última versión de Android, Oreo.


Google celebra en 2018 el décimo aniversario del lanzamiento del primer terminal con Android. Si la llegada estuvo marcada en sus inicios por la revolución que había supuesto unos meses antes el revolucionario primer iPhone, lo cierto es que Google no puede quejarse de lo conseguido en esta década y actualmente, el sistema tiene una cuota de mercado del 80%, supera a Windows en el total global de dispositivos conectados con una base de 2.000 millones de dispositivos activos y cuenta con 1.300 marcas y 24.000 productos únicos producidos en este tiempo.

Google maneja la distribución de Android de varias formas. Lo entrega libre de royalties a centenares de fabricantes para la creación de dispositivos, comercializa los suyos propios y tiene programas como Android Go y Android One a medio camino entre los anteriores, controlando el programa, pero bajo marca y fabricación por terceros.

Android Go es una variante ligera del sistema operativo móvil de Google optimizada para smartphones de gama de entrada a la plataforma, con un rendimiento decente y actualizaciones entregadas directamente desde Google. Su objetivo es alcanzar a los “próximos mil millones de usuarios” móviles. Para el MWC de Barcelona, Google presentará terminales con precio por debajo de la barrera de los 50 dólares.

Android One es otro de los programas actualizados a la última versión del sistema, Oreo. Se trata de la versión ‘stock’ o lo que es lo mismo, la versión de Android “más pura”. 

Con escasa excepciones, las capas de personalización añadidas en la capa superior de Android a modo de interfaz de usuario no mejoran el sistema y en la mayoría de ocasiones penalizan su rendimiento, funcionamiento, estabilidad y en algunas ocasiones hasta puede comprometer la seguridad.

Para Android Go se habla de modelos de gama baja como el Nokia 1. Con Android One los terminales serán de gama media, como los actuales Moto X4 o el Xiaomi Mi A1. Esperemos se apunten más fabricantes porque, quienes tenemos un Mi A1 y lo compramos con otros teléfonos, comprobamos que es la mejor versión de Android en nuestra opinión.




Pasos para convertir un revés en una oportunidad

Después de obtener un grado de maestría de la Universidad de Nueva York poco después de la gran recesión, Melanie Lockert se encontraba en una situación conocida para millones de recién graduados: bajo el yugo de una deuda de estudiante —de casi US$ 100.000 después de sumar los intereses— y en un trabajo con una paga de US$ 12 la hora.

"Creo que a muchos nos dijeron que asistiéramos a una buena escuela, que saliéramos bien y trabajáramos arduamente, y podríamos conseguir un empleo con facilidad", dijo Lockert. "Desafortunadamente, en un mundo posrecesión, no sucede así. Aun así, sin un grado universitario, es todavía más difícil conseguir empleo".

En sus momentos más inclementes, Lockert dependió de los cupones para alimentos y vivió sin seguro médico. Sin embargo, después de tres años de presupuestos concienzudos y elegir siempre lo más barato, salió de su deuda y comenzó a escribir un blog sobre su experiencia para mantenerse a flote. Lockert no solo se repuso, sino que cambió su perspectiva y sus hábitos financieros por completo y luego usó lo que aprendió para ayudar a otros que batallan con sus deudas.

"La gente encontró mi blog y comenzó a escribirme correos electrónicos cada semana, desesperada por encontrar soluciones", dijo. "Les escribía correos electrónicos de vuelta y les ofrecía tantos recursos y apoyo como podía".

La historia de Lockert es un buen ejemplo de resiliencia, pero una que te cambia y te hace crecer. Es lo que las autoras Stephanie y Ama Marston llaman la "resiliencia transformadora". En su libro, Type R: Transformative Resilience for Thriving in a Turbulent World, argumentan que la manera en que normalmente consideramos la resiliencia —solo como una "recuperación"— no nos lleva a ningún lado. En cambio, podemos usar los contratiempos como oportunidades para funcionar mejor y afectar positivamente el mundo que nos rodea.

"En cierto momento, todos, sin importar nuestros antecedentes socioeconómicos, nuestra edad ni nuestra situación, vamos a pasar por una circunstancia retadora", dijo Stephanie Marston, una psicoterapeuta. "Así que, ¿cómo podemos usar eso para nuestro beneficio?".

Mientras que la resiliencia es la capacidad de seguir adelante a pesar de algún revés, la resiliencia transformadora es la capacidad de mejorar a raíz de ese revés. Si Lockert se hubiera recuperado solo de su crisis de deuda de estudiante, sin aprender las lecciones cruciales como lo hizo, quizá habría cometido los mismos errores financieros, sin reflexionar jamás en lo que debería hacer diferente.

Después de entrevistar a cientos de personas como Lockert durante los últimos treinta años y estudiar el fenómeno junto con su hija, Stephanie Marston y su hija, Ama, descubrieron que la gente experimenta típicamente seis etapas distintas para convertir la adversidad en crecimiento. Estas etapas son aplicables a grupos, organizaciones, familias y comunidades, y también a individuos.

Antes de la tormenta por supuesto que hay calma.

"Cada uno de nosotros encontramos nuestro lugar en el mundo", escriben las autoras. "Permitimos que nos definan las estructuras y sistemas que hemos establecido, desde nuestros cargos laborales y logros, hasta nuestras relaciones, familias y la casa en la que vivimos".

Para usar un ascensor en china, tendrás que pagar

Un plan piloto en Beijing comenzará a cobrar por usar los ascensores recién instalados en algunos de los bloques residenciales más antiguos. El primero se inauguró la semana pasada en el distrito de Daxing y planea instalar 10 más este año, informó South China Morning Post. Muchos de los edificios más viejos del distrito Chino no cuentan con ascensores.


Cada viaje cuesta 0,2 yuanes (el equivalente a 3 centavos de dólar) y se abona con una tarjeta recargable. En un mes, una familia de tres personas gastaría entre 10 y 16 dólares por usar el ascensor, explicó la empresa que se encarga de la instalación. El plan tiene como objetivo financiar el costo de la construcción y el mantenimiento. "Así pagan solo según sus necesidades", dijo el diseñador en jefe de la empresa de ascensores, Zheng Hongan.

"La compañía también planea colocar publicidad en el interior de los ascensores para cubrir los costos de construcción", agregó.

Es el primer esquema de este tipo que opera en la capital China. Un proyecto similar se lanzó en otro distrito de la ciudad, pero en este, a los residentes se les cobró una tarifa de "suscripción" mensual. Hay 2.264 edificios en Daxing construidos antes de 2006 que solo tienen escaleras, informó el diario.



Los químicos que impiden bajar de peso

Químicos usados en envoltorios de alimentos, sartenes con coberturas antiadherentes y prendas de ropa pueden disparar el peso corporal. Esto se debe a que interfieren en el metabolismo, especialmente de las mujeres, según indicó un estudio de la Universidad de Harvard.


Los químicos -conocidos como sustancias de perfluoroalquilo (PFAS)- fueron vinculados anteriormente con el cáncer, alteraciones hormonales, disfunción inmune y colesterol elevado.

"Ahora, por primera vez, nuestros descubrimientos han señalado un nuevo camino en el cual los PFAS pueden estar interfiriendo con la regulación del peso corporal en los humanos y contribuyendo, por tanto, a la epidemia de obesidad", dijo el autor principal del estudio Qi Sun, profesor del departamento de Nutrición en la Universidad de Harvard.

Los investigadores descubrieron que los PFAS -también llamados "obesogenes" por su interferencia con la regulación del peso corporal- están vinculados con un ritmo metabólico más lento en momentos de reposo.

Esto quiere decir que las personas con altos niveles de PFAS en sangre también presentan metabolismos más lentos tras procesos de pérdida de peso.

Para la realización del estudio se revisaron datos de 621 individuos con sobrepeso y obesidad que participaron en un ensayo clínico a mediados de la década del 2000.




El estudio revisaba los efectos de cuatro dietas para perder peso, pero saludables para el corazón, por un periodo de dos años.A su vez, a los participantes se les midieron sus niveles de PFAS en la sangre.




En promedio, los voluntarios perdieron 6,4 kilogramos de peso en los primeros seis meses, pero retomaron 2,7 kg en el siguiente año y medio. "Aquellos que ganaron más peso después también tenían las mayores concentraciones de PFAS en la sangre, un vínculo que era más fuerte entre las mujeres", reveló el informe divulgado en la publicación PLOS Medicine.

La mayoría de las mujeres que tenían los niveles más altos de PFAS -en el tercio superior- recuperaron entre 1,7 y 2,2 kg más de peso que las mujeres en el tercio inferior. También, se encontró que aquellos con los niveles más altos de concentración de PFAS tenían "más bajos niveles de ritmo metabólico en estado de reposo".

Estos tipos de químicos existen desde hace alrededor de 60 años y han contaminados fuentes de agua potable cerca de algunos sectores industriales, bases militares y plantas de tratamiento de aguas residuales.

El PFAS puede acumularse en el agua potable, quedarse por largo tiempo en el cuerpo y son difíciles de evitar. "Generalmente pensamos en los PFAS en términos de problemas de salud como el cáncer, pero parece que también juegan un papel en la obesidad, un problema de salud considerable que afecta a millones de personas", explicó el coautor del estudio Philippe Grandjean, profesor de salud ambiental en Harvard.

"Los descubrimientos sugieren que evitar o reducir la exposición a los PFAS puede ayudar a las personas a mantener un peso corporal estable luego de que hayan logrado perder peso, algo que afecta especialmente a las mujeres", dijo.




Camillas, mujeres azules y modelos con su cabeza bajo el brazo: el bizarro desfile de Gucci

La firma Gucci irrumpió en la Semana de la Moda de Milán con un provocador desfile en el que sus modelos portaban en la mano recreaciones de sus propias cabezas “decapitadas”, mientras que Moschino apostó por un estilo sesentero que tuvo a Jackie Kennedy como gran icono.


En esta segunda jornada de la Moda de Milán, el director creativo de Gucci, Alessandro Michele, fue el auténtico protagonista al sorprender al público con un singular desfile, ambientado en una sala de operaciones en la que varios modelos sujetaron en sus manos una recreación exacta de sus rostros.


Dos camillas de hospital con sábanas verdes, iluminadas por grandes lámparas quirúrgicas que colgaban del techo, dieron vida a una pasarela sumergida en un color verde azulado, solo interrumpido por un tapete rojo anaranjado situado justo debajo de cada camilla.


La decoración la completaron las filas de sillas de plástico, propias de las salas de espera de los centros médicos, desde los que los invitados pudieron seguir el espectáculo.


La firma fundada en 1921 por Guccio Gucci aprovechó el escaparate milanés para presentar sus propuestas para la próxima temporada otoño-invierno, tanto para mujer como para hombre.


Pasamontañas, velos de encaje y joyas sirvieron para ocultar los rostros de varios modelos y muchos de ellos desfilaron con dragones falsos y cachorros de serpientes.


Las mezclas de estampados y de tejidos se vieron en “looks” como los compuestos por chaqueta de punto gris y negra sobre vestido de seda de estampado floral y pantalones de “príncipe de gales”, o chaqueta gris de traje con pantalones vaqueros cortos sobre medias semitransparentes blancas.

Diseñan en China un avión que unirá Nueva York con Pekín en 2 horas

Un equipo de científicos chinos ha diseñado un innovador avión ultrarrápido que podría conectar Pekín y Nueva York en dos horas y transportar docenas de personas y toneladas de cargamento, ya que el aparato viajaría a más de 6.000 kilómetros por hora.


"Llevará solo un par de horas viajar de Pekín a Nueva York a una velocidad hipersónica", explicó el equipo liderado por Cui Kai de la Academia de Ciencias de China en un artículo científico reproducido por el diario independiente South China Morning Post.

En la actualidad, un avión de pasajeros tarda aproximadamente 14 horas para recorrer los 11.000 kilómetros que separan ambas ciudades.

Bautizado como I-plane, se trata de un diseño biplano, similar a los utilizados durante la Primera Guerra Mundial, con el objetivo de que pueda manejar una carga significativamente más pesada que otros vehículos hipersónicos que tienen una forma aerodinámica y alas delta, precisaron los investigadores.

El equipo de científicos probó el aparato, en versión reducida, en un túnel de viento que también se utilizó para realizar evaluaciones aerodinámicas de los últimos prototipos de armas hipersónicas en China.

La prueba consistió en lanzarlo a una velocidad siete veces superior a la del sonido -1.235 kilómetros por hora- y, "sorprendentemente", comprobaron que funcionaba correctamente.

Países como China y Estados Unidos están desarrollando armas hipersónicas, así como vehículos hipersónicos que les permitirían penetrar con cierta facilidad en el sistema de defensa antimisiles de otro país.

Los vehículos hipersónicos en los que se trabaja actualmente se encuentran en una etapa experimental ante los grandes desafíos tecnológicos que existen y, de momento, ninguno de ellos puede transportar pasajeros.




La forma en que hablan los robots de Stars Wars es eficiente en la vida real

Las comunicaciones robóticas no verbales de icónicos robots de la saga Star Wars, como R2D2 y BB-8, podrían ser efectivas en la vida real, según un informe publicado hoy en la revista especializada Science Robotics.

La manera en cómo se comunican estos robots, mediante sonidos y gorjeos, podría ser eficiente para las comunicaciones robóticas no verbales de la vida real, según un estudio de la investigadora Robin Murphy, de la Universidad de Texas A&M en College Station (Texas, EE.UU.).

"Si bien tener un amigo robot inteligente y sensible que arregla tu nave espacial podría estar un poco más allá de la ciencia actual, hay partes de los robots de Star Wars que se sostienen en el mundo real", indicó Murphy.

En la película, los robots usan señales no verbales para interactuar con los humanos y proyectar su propio estado mental, incluido un sentimiento de frustración.

Murphy ha demostrado que ruidos robóticos similares a los de los robots de Star Wars se pueden utilizar de manera efectiva para interactuar con niños y adultos.

Por el contrario, las cualidades locomotrices de R2D2 y BB-8 son menos realistas, según Dan Goldman, experto en robótica de la Universidad Georgia Tech.

El investigador demostró que la estructura esférica de BB-8 se atascaría fácilmente en las dunas de arena del universo de Star Wars y determinó que el diseño biomimético es "más favorable" para lograr una locomoción compleja.

"Cualquiera que haya conducido un automóvil en la playa sabe cuán rápido pueden enterrarse las ruedas en la arena y girar en su lugar", señaló Goldman en un artículo paralelo.

La NASA ya envió al espacio en 2011 al androide Robonaut (R2), un robot de última generación apodado como su álter ego en la saga de Star Wars, y que está actualmente en la Estación Espacial Internacional (EEI) ayudando en tareas de mantenimiento.





La autocompasión ayuda a los perfeccionistas a no deprimirse

"La autocompasión reduce sistemáticamente la fuerza de la relación entre el perfeccionismo inadaptado y la depresión, tanto entre adolescentes como adultos", aseguró en su artículo la autora principal del informe, Madeleine Ferrari, de la Universidad Católica de Australia.


Las personas perfeccionistas a menudo se esfuerzan más que otros para tener más éxito, pero también pueden caer en la trampa de ser demasiado autocríticos y preocupados por cometer errores.

Cuando el perfeccionista falla, a menudo experimenta depresión y agotamiento, según la investigadora.

En este estudio, Ferrari y sus colegas consideraron si la autocompasión, una forma amable de relacionarse con uno mismo, podría ayudar a atenuar el vínculo entre las tendencias perfeccionistas y la depresión.

Los investigadores cuestionaron de manera anónima a 541 adolescentes y 515 adultos para evaluar su nivel de perfeccionismo, depresión y autocompasión.

El análisis de estas evaluaciones reveló que la autocompasión sería una de las claves para que las personas perfeccionistas no caigan en la depresión.

En sus conclusiones, los autores sugirieron que las intervenciones de autocompasión podrían ser una forma útil de socavar los efectos del perfeccionismo, pero se necesitan investigaciones experimentales o de intervención futuras para evaluar plenamente esta posibilidad.




¿Hacerlo o no hacerlo?: Mitos y teorías sobre la toma de decisiones

¿Por qué un economista se fracturó el cráneo al tirarse de cabeza a una pileta sin agua? Porque olvidó hacer el ajuste estacional. La toma de riesgos —decidir si conviene o no tirarnos a la pileta— es motivo de chistes en la ciencia sombría, pero también de controversias y revisiones. Nuevos estudios de la teoría de la decisión, de economía de la innovación y de emprendedorismo, y también libros de smart thinking abordan el tema desde una perspectiva distinta y muestran conclusiones que van más allá de la teoría clásica. Algunos aportes de la psicología también llegan a resultados contraintuitivos.

En su bestseller Originales, Adam Grant repasa un mito extendido en las historias de éxito del mundo empresario: que para ser verdaderamente «original» en los negocios (el autor alude con este término a las personas que son muy creativas y que, además, llevan a cabo sus visiones) hay que tener una personalidad propensa a la toma de riesgos radicales.

Por lo general, dice Grant, «idolatramos a los Bill Gates o a los Steve Jobs porque se animaron a abandonar su educación formal, y desde un garaje, en bancarrota, construyeron sus imperios a partir de una visión". Sin que les importaran los obstáculos del statu quo.

Grant muestra que es falso que los emprendedores exitosos sean personas que toman más riesgos que el promedio de la población. Se basa en un estudio académico de los profesores de management Joseph Raffiee y Jie Feng, que siguieron las vidas de más de 5.000 emprendedores estadounidenses entre 1994 y 2008, con foco en la siguiente pregunta: ¿fueron más exitosos los que dejaron sus empleos cuando lanzaron sus iniciativas o los que los conservaron para cubrirse de la posibilidad de que les vaya mal?

Estamos acostumbrados a pensar que la respuesta viene por el lado de la primera hipótesis: que para que un negocio nuevo funcione, sus responsables deben estar 100% dedicados a él, apasionados y con foco absoluto en la iniciativa. La respuesta del estudio fue la opuesta: los que no abandonaron sus trabajos tuvieron un 33% menos de chances de fallar que quienes sí lo hicieron. «Si tenés aversión al riesgo y dudás de tus ideas, es más probable que construyas un modelo de negocios preparado para durar. Si sos un apostador y tomador de riesgos excesivos, la base de partida seguramente será mucho más frágil», razona Grant.

Los ejemplos de visionarios famosos reacios al riesgo se acumulan: tras inventar la Apple 1 en 1976, Steve Wozniak se mantuvo más de un año en su puesto de ingeniero en Hewlett Packard. Aunque a Larry Page y Sergei Brin se les ocurrió cómo mejorar en forma dramática las búsquedas en Internet en 1996, no dejaron sus estudios de doctorado en Stanford hasta 1998. En 1997, preocupados por el riesgo de salir de la carrera académica, intentaron vender Google por US$ 2 millones en efectivo y acciones. Por suerte para ellos, el potencial comprador desistió y la operación no se concretó.